Aceites de motor de base mineral

Los aceites minerales por regla general son incapaces de conseguir entonces las tolerancias y propiedades que sí consiguen los aceite sintéticos, estando por tanto mucho más limitados en cuanto al uso, además de no contar con los aditivos y cualidades para mantener esas propiedades por más tiempo y mejores condiciones. Conviene subrayar que cada motor se fabrica acorde a unas necesidades específicas, y por lo tanto su lubricante debe ser siempre el recomendado por el fabricante. Existen motores que emplean lubricantes 0w30 por la necesidad de emplear menores viscosidades, y otros motores más exigentes que emplean graduaciones 10w60 dadas sus mayor capacidad de giro o mayor rendimiento. Pero lo que debemos tener muy en cuenta es que debemos respetar siempre las propiedades que exige el fabricante en tanto a lubricantes, cumplir los intervalos de mantenimiento y jamás mezclar lubricantes de diferente graduación y menos de diferentes bases. 

Filtros activos